ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Libros | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |

BÚSQUEDA


PERCEPCIONES: ¿LOS PINOS NUEVOS DÓNDE ESTÁN?

    

Hemos estado en estos días recorriendo las páginas de Internet que muestran el accionar de la disidencia en Cuba en los últimos años y de las cosas que hemos podido apreciar y concluir hay una que nos tiene un tanto preocupados, y es el hecho de que quienes llevan la voz cantante y se han comprometido con el cambio democrático en la isla sean en su mayoría hombres y mujeres con edades entre los 40 y 60 años de edad.

    A partir del hecho han surgido muchas preguntas: ¿Dónde están los jóvenes? ¿Qué pintan en todo este proceso? Pareciera como si sólo el futuro de la nación cubana perteneciera a los de la
llamada generación perdida (nacidos entre 1950 y 1960). Si es así da mucha pena, y a la vez puede servir de alerta y abrir el debate, ya que esta puede ser una señal de lo que luego sucederá con los cambios futuros que se generen en la isla.

    Los jóvenes cubanos, fuera de la Unión de Jóvenes Comunistas, la Federación Estudiantil Universitaria, ambas del gobierno, ¿Cómo se organizan? ¿Cómo son formados en la conciencia cívica y ciudadana? ¿Cómo son alentados a servir a los nobles intereses de la patria verdadera, alejados de las ideologías? Volvemos a repetirlo es preocupante, aunque podemos estar equivocados.

    Cuando oímos hablar de Proyecto Varela, por ejemplo o de alguna otra iniciativa, no vemos claro el papel de los jóvenes y su integración en el mismo. Da la impresión que a ellos sólo les toca servir de mensajeros, embullando a otros y otras y recoger las firmas de adhesión. ¿Qué voces jóvenes se elevan en Cuba actualmente desde la oposición? Hablamos, claro está, de jóvenes entre 18 y 35 años. Si parecemos críticos es para que juntos reflexionemos, porque la impresión que tenemos es la de cierta apatía y bloqueo mental y emocional por parte de la juventud cubana, y de la lucha por protagonismos, articulación de ideas, programas y estrategias de transición innumerables por parte de los
más viejos.

    Si no se da un acercamiento generacional, el edificio democrático futuro quedará defectuoso, ya lo dice el Evangelio:
el Maestro verdadero es el que sabe combinar lo viejo con lo nuevo. Los jóvenes tienen ideas, fuerza, entusiasmo, voluntad, desprendimiento, si están dormidos, sólo hay que despertarlos. Los más viejos y experimentados, no son eternos, necesitan aportar sus conocimientos y ampliar los propios con los de los pinos nuevos. Eso se llama sinergia y de ello se obtienen resultados exitosos. El negarlo es egoísmo y visión pobre de la realidad.

    En las democracias modernas hay ejemplos claros de lo que sucede cuando no se incluye a todos los actores en el proceso de desarrollo, los países centroamericanos son un ejemplo, basta verte la realidad de las pandillas juveniles, que buscan reaccionar frente a una sociedad que les niega espacios de participación. En otros lugares los jóvenes se organizan en movimientos alternativos y en otros, no les interesa, y es lo más terrible, lo que suceda en su país.

    Cuba necesita de la participación de todos y todas. Sólo así vendrán los cambios necesarios. Es una humilde opinión. Podemos estar equivocados.


PROYECTO SOMOS MÁS
JÓVENES CUBANOS EN REPÚBLICA DOMINICANA

ER-DI
somos3132@yahoo.es



Ir a la Sección Cuba

Ir a la Sección Correo


Documentos relacionados:
Resumen biográfico radiográfico de Fidel Castro
Testimonio de un argentino que viajó a Cuba --Hector W. Navarro
La verdad sobre la medicina en Cuba --Luis David Bernaldo de Quirós Arias
¡Cuidado, che!(Advertencia a los argentinos de un cubanito)
«La Patria es de Todos.» Documento histórico cuya confección le costó años de cárcel a sus firmantes.

Click on the flag for translating this page