ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Libros | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |

BÚSQUEDA




Operación misericordiosa en Cuba

Copyright © Yovallés


¿Ya leyeron la noticia? Vayan aquí y verán ( http://www.granma.cu/espanol/2005/marzo/mier9/vamos.html ) En esa noticia del Granma Internacional del pasado 8 de marzo 2005, Dia Internacional de la Mujer, vemos a un Fidel Castro hacedor de promesas y profeta de milagros que harán la alegría del pueblo de Cuba. Si van directo al párrafo 7 se enterarán que el presidente « suministrará ollas de presión y arroceras(...) por núcleo familiar » como parte de la « solución de algunos de los problemas que afectan a las féminas ». Todo esto a simple vista parece un acto misericordioso y bienhechor, pero en realidad es todo lo contrario.

¿Sabían que 2 minutos antes de que Fidel Castro hiciera el anuncio de tal suministro, las ollas arroceras (esas que son eléctricas) estaban prohibidas en Cuba? Si, estaban prohibidas. No se vendían en las tiendas y nadie, excepto los que poseen el poder, podía hacer entrarlas por las aduanas. Las ollas arroceras que llegaban a aeropuertos o puertos fueron decomisadas durante años, pero nadie supo a ciencia cierta a dónde fueron a parar. De pronto...el milagro ocurre  Todas « las féminas » estan copadas de alegría porque Fidel decidió solucionar algunos de los problemas que les afectan.

¿Por qué razón de un dia para otro las ollas arroceras dejan de ser prohibidas? La razón que esgrime el gobierno cubano para prohibir equipos eléctricos es la crisis energética, la falta de petróleo para producir electricidad....pero de pronto, sin más explicaciones, son aceptadas. Esto demuestra, una vez más, que Fidel Castro tiene el control absoluto de todo, hasta de la vida doméstica de los cubanos y que no da explicaciones a nadie sobre sus locas decisiones, como debería ocurrir en una sociedad democrática (para eso está el parlamento, que en Cuba es una rama más del gobierno). No obstante, ni se imaginen que las preciadas ollas arroceras serán vendidas en las tiendas como ocurre en cualquier parte de mundo...Ud va a la tienda, ve una olla arrocera a $25 dólares, la compra y se va..no no no. Ahora les explico cómo serán distribuidas.

Desengáñense, el suministro de ollas arroceras no es más que una gran mentira y una burla a la inteligencia y al orgullo de los cubanos y de las cubanas. ¿No me creen? Los invito a leer la portada del Granma Nacional del 10 marzo 2005, dos dias después del anuncio de la operación, que podríamos llamar
« olla arrocera »  (http://www.granma.cubaweb.cu/2005/03/10/plana.jpg ) allí verán «inició la venta de ollas arroceras en Santa Clara ». Ya en esta noticia, el tono triunfalista cambia la verdad es que no se suministrarán, sino que serán vendidas. Pero, miren bien, el precio es de 150.00 pesos cubanos y seran distribuidas por la libreta de racionamiento  ¿Saben lo que esto representa? Representa el salario completo de un cubano en un mes y representan colas inmensas y horas de espera ante la bodega estatal Hay cubanos que no ganan ni eso en un mes. Imagínense esos viejitos que viven del pago del retiro, que deben contentarse con 60.00 pesos al mes y que tienen grandes dificultades para desplazarse. Para ellos no habrá ollas arroceras, para los que ganan menos que eso y tienen hijos, no habrán ollas arroceras. Muchos no tendrán otro remedio que vender la que le corresponde o simplemente no comprarla.

Es además una burla a la civilización y a la democracia por la forma machista y arrogante con la que se dan bombos y platillos a la « operación »
. El hecho de decir que la operación «arrocera » es para la « solución de algunos de los problemas que afectan a las féminas », significa que para él y para el gobierno cubano, las mujeres en la isla no son más que seres de segunda clase destinadas a los trabajos domésticos, como cocinar. Si Ud es mujer y le regalan una escoba y una plancha el dia de su cumpleaños y su esposo le dice, esto es para mejorar tus condiciones de trabajo en la casa...¿qué pensaría? Claro, lo que pasa es que el gobierno machista cubano no ha hecho cambiar casi nada al respecto desde que está en el poder y que la Federación de Mujeres Cubanas, organización que pertenece a Fidel Castro (él fue quien clausuró la reunión nacional de esa organización el 8 de Marzo y no su presidenta, Vilma Espín;, es una organización hipócrita y fantasma que no ha hecho más que poner las mujeres cubanas al servicio del lider máximo. Claro, eso sí, las mujeres en Cuba tienen derecho a un empleo como los hombres, pero cuando regresan a la casa, siguen siendo las mismas mujeres de hace un siglo, y por tanto, explotada doblemente: eso es lo nuevo con respecto a los tiempos en que las mujeres debían quedarse a hacer sólo las tareas domésticas y la educación de los hijos, que ahora es explotada doblemente...

Pero carijo ¿De dónde salieron esas ollas? No se ha dicho dónde fueron compradas. Lo más probable es que sean chinas y/o simplemente sean las mismas ollas decomisadas durante años en las aduanas. Y ¿qué pasará cuando esas ollas comiencen a descomponerse? ¿A quién van a pedir explicaciones las cubanas?... En 5 años no quedará más que el recuerdo de esas ollas y, como siempre, todo volverá a ser como hasta ahora, porque las ollas arroceras no son vendidas libremente en las tiendas en dólares.

Por otra parte, pueden haber hipotéticamente ollas arroceras en todas las casas cubanas, pero no habrá aumento en la cuota de arroz que se suministra a los hogares cubanos, cuota que alcanza solo para medio mes...


Esto no es más que polvo en los ojos queridos lectores, los motivos políticos de tal operación son claros: hacer olvidar que no se es libre y hacer creer que las condiciones del pueblo serán mejoradas gracias al
invicto comandante...

¡Dedo!

Yovallés
2005 marzo 10



Regresar a la sección "Cuba"

Documentos relacionados:
¡Cuidado che!, escrito de Amado Padula
Testimonio de un argentino que viajó a Cuba de Hector W. Navarro
Biografía o radiografía de Fidel Castro
¿Jovencita colombiana absolverá a Fidel Castro?