ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Libros | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |


Para ir a otros temas del libro cliquee aquí Translate this Web site from this point forward
Pregunte, opine,vaya al formulario, cliquee aquí
Google
Buscar Internet Buscar En este sitio



    Mentiroso es quien sabe que miente; veraz, quien miente sin saberlo

    El pensamiento refleja la realidad, dice, sin embargo, el marxismo.

    Por lo que continuemos nuestro recorrido crítico entre los conceptos abstractos, volviendo a tocar las categorías abstractas del "ser" y del "pensar". Sobre todo, la del "pensar". Porque ¿cómo es posible hoy en día que hablemos de "pensar" y no hablemos de la psicología? El marxismo plantea que "el pensamiento refleja la realidad" sin que exista o/y sin tener en cuenta la posibilidad de un estudio científico que confirmara esto. ¿Qué ocurre con los experimentos que demuestran la incapacidad crónica del hombre en percibir con exactitud ciertas realidades bajo ciertas condiciones? ¿Qué se puede decir de los innumerables errores sistemáticos de apreciación que comete el hombre con lo que ve y no ve? ¿Qué se puede decir de la capacidad enorme del ser humano para ser sugestionado y negar que ve lo que ve para aceptar lo que alguien o algunos dicen? Esto que digo ha sido probado por la psicología mediante un sinnúmero de experimentos. Y no hablemos de la terrible duda de Darwin sobre si las convicciones o creencias del hombre, que han sido desarrolladas desde los animales inferiores, son de algún valor o merecen ser dignas de crédito cuando la mente misma del hombre ha sido un producto de la selección natural. "Siempre me asalta la misma duda terrible acerca de si las convicciones de la mente del hombre, que han sido desarrolladas desde los animales inferiores, son de algún valor o merecen ser dignas de crédito de algún modo."… [1]

    El problema fundamental del ML en este punto es tratar de combatir el agnosticismo. El ML en vez de ser una doctrina objetiva es siempre una filosofía partidaria, de lucha por el ideal comunista que la anima[2]. Sin embargo, la FC tiene siempre que considerar la realidad tal cual la asumen los campos científicos mas destacados, aunque lo haga con un ojo crítico.

    Por mucho tiempo se ha dicho que la ciencia es el campo del conocimiento exacto, inequívoco, incontrastable. Eso no es cierto. La diferencia entre las ciencias y una religión o creencia no científica es en lo fundamental una diferencia en el método de cambio y transformación, pues en el fondo ambas son creencias, opiniones organizadas de cómo se comporta la realidad. Las diferencias son las siguientes:

        1- Las ciencias tiene un criterio metodológico para cambiar sus verdades, es por lo tanto, en esencia, un sistema abierto. La religión se considera ya como un producto terminado, es, en esencia, un sistema cerrado.

        2- Las ciencias (tomando en consideración las aplicadas, la técnica) tienen un grado de materialización enorme, edificios, maquinarias, instrumentos, libros, satélites, etc. El grado de materialización de la religión es menor, templos, lugares sagrados, instrumentos de culto, libros, instituciones, etc.

        3- No existe una ciencia de ciencias (aunque la comunidad científica si sostiene una doctrina común que utiliza como argamasa y defensa). Las ciencias son siempre analíticas, parciales y limitadas por lo estricto de los métodos que tienen que usar. La religión es una creencia totalizadora.

    Ninguna ciencia puede decir que cuenta con la verdad absoluta. Toda ciencia puede tan sólo afirmar lo que conoce (cree) hasta ese momento y por descontado, por la naturaleza de ser un sistema abierto, la verdad que afirmará mañana será distinta.

    Por otra parte, el principio de incertidumbre de la mecánica cuántica nos plantea la existencia de un límite de lo que podemos saber. Hay pues un postulado de la física moderna que plantea un
agnosticismo relativo: no es que no sabemos algo, es que jamás podremos saberlo. (No podemos saber al mismo tiempo sobre un electrón la velocidad y el lugar donde se encuentra, porque hay una imposibilidad física de saberlo.)

    Una vez se afirmó que era fundamental para la ciencia que si un experimento se realizaba en un lugar dado y se obtenían determinados resultados, estos mismos resultados debían obtenerse en cualquier otro lugar. Pero esto no es cierto. Hawking plantea que él se contenta con que los modelos matemáticos que él emplea le permita hacer predicciones, pero incluso este mismo poder de hacer predicciones se haya limitado en ciertos campos. Richard Feynman, uno de los profesores de física mas reconocidos escribió:
"Por ejemplo, es posible preparar un átomo que está listo para emitir luz, y nosotros podemos medirlo cuando él ha emitido luz capturando un fotón, al que describiremos dentro de poco. Nosotros, sin embargo, no podemos pronosticar cuando va a emitirlo, o con algunos átomos, cuál lo va a hacer. Usted puede decir que esto ocurre porque hay algunas ruedas internas que nosotros no hemos estudiado de cerca. No, no hay esas ruedas internas; la naturaleza, tal como la entendemos hoy en día, se comporta de tal modo que es fundamentalmente imposible hacer una predicción precisa de qué ocurrirá exactamente en un experimento dado." Feynman plantea que la única prueba de la validez de cualquier idea es el experimento[3] Esto reafirma lo que hemos establecido anteriormente: la ciencia se basa en creencias abiertas, renovables, basadas en la observación, en el razonamiento sometido a una lógica estricta y en la experimentación.

    El pensamiento puede o no corresponder con la realidad, y hay aspectos de esa realidad que no pueden ser reflejados por el pensamiento, es decir, la FC admite un agnosticismo relativo.
En español la palabra pensamiento tiene un retruécano que la define muy correctamente para la FC y es piensa-miento.

    Otros filósofos pueden argüir que los conceptos filosóficos tienen el derecho de ser abstractos, a crear un sinnúmero de categorías especializadas y que no pueden particularizarse; y en ese caso les advertiría que no tendrían derecho a bajar a este universo concreto, y las soluciones o problemáticas que propusieran sólo tendrían validez en un pico himaláyico y esotérico, muy lejos del mundanal ruido de los cohetes, quizás como masturbación cerebral, y así, en el mundo paz y en el cielo, gloria.

    Por otra parte, si bien la realidad puede ser reflejada parcialmente por el pensamiento, es cierto también que las Ciencias, las Técnicas, las Religiones y las Sociedades no son más que la materialización de creencias, de pensamientos, y de ese modo la realidad inmediata que nos rodea desde nuestro nacimiento, cultura, utensilios, creencias, etc., es producto histórico del pensamiento humano.

    Por lo que nunca el pensamiento es un reflejo exacto de la realidad y de esa forma se justifica la frase inicial: Mentiroso es quien sabe que miente; veraz, quien miente sin saberlo.


-------------------------------------------------------------------

Copyright © Arnoldo Águila. Ésta es una versión anterior a la que aparece en el libro.
Para ir a otros temas del libro cliquee aquí
Para escribirnos vaya AQUÍ

Documentos relacionados:
Preguntas de lectores y respuestas
Creencia, verdad, sociedad y desarrollo
El cientifiquismo

Forme parte de los elegidos.
De los que ven todo claro.
Conozca lo que quieren ocultar.
Oriente a los desorientados.
Brille, enseñe.
Posea la clave la historia en sus manos.
Para más detalle cliquee aquí.

Ediciones Pisces-Eagle

Por favor, conteste esta encuesta para poder mejorarle el servicio gratuito que le ofrecemos
 
¿El tema está bien explicado? Escriba sus dudas.
¿Ha visto otras explicaciones? Compárela con esta.
¿Llegó navegando por estudios escolares, por curiosidad propia o por casualidad?
Si vino por razones escolares, diga curso, institución, y país.
¿Qué cosa le ha llamado más la atención de está página o del sitio?
¿Qué nos sugiere?

   


Click on the flag for translating this web site from this point forwarde