ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Libros | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |

BÚSQUEDA


    Ir a Preguntas y Respuestas

¿Qué pautas he de seguir para poder filosofar?




nombre = Mageline Preciado desde España

email = xxxxx@latinmail.com

mensaje = Soy una gran admiradora de la filosofía, y obviamente de los filósofos, independientemente de sus teorías, porque son personas que nos se conforman con las teorías que les han enseñado desde niños, sino que intentan escalar otras murallas, intentan descubrir una verdad que va más allá de lo que sus ojos ven.
Como había dicho anteriormente, soy una admiradora de la filosofía, y me gustaría saber qué pautas he de seguir para poder filosofar, cuales son los requisitos básicos para ser un filósofo. También quisiera saber si cualquier persona puede ser filósofo, o hay que tener un determinado perfil.
Al estudiar historia de la filosofía una de las cosas que me ha llamado mucho la atención es, que todos los filósofos son hombres, no hay ninguna mujer que resalte en la historia de la filosofía, ¿podrían contestarme el por qué?, o es que hubo alguna pero no fue tan importante.

----------------------------------------

Mageline,

bendita sea tu pregunta y en tu pregunta se encuentra gran parte de la respuesta.

Es más, entre las preguntas y las respuestas es siempre más importante la pregunta, porque la respuesta que se obtiene depende de cómo se estructura la pregunta.

Si consideramos un universo de información llamado U, formado por la sumatoria de unidades C1, C2, C3, etc., la pregunta obviamente está formada por un cierto número de contenidos cuya sumatoria es P1, pero esa pregunta es vectorial; es decir, apunta hacia otros contenidos, cuya sumatoria es R1, de tal forma que existe una correspondencia entre los contenidos de R1 y P1.

De ahí que lo importante no es en sí la respuesta, que se encuentra desordenada en los contenidos, sino en la pregunta, que los organiza y define. Es la pregunta la que señala desde el inicio la mejor respuesta.

Por ejemplo, la pregunta "¿Existe Dios?", es una pregunta que ya contiene el concepto de existencia de Dios (Dios es un concepto definido con anterioridad a la pregunta) y la respuesta privilegia la respuesta positiva, aunque se crea que se pueda contestar "No".

La Filosofía es la actividad más abstracta del pensamiento, pues pregunta sobre los aspectos más generales y menos palpables y de esa manera las respuestas por lo general tienen muy poco que ver con lo concreto, aunque aparte de la Filosofía Teórica sea posible preguntar luego sobre las posibles aplicaciones de la misma en la vida cotidiana en lo que conformaría la Filosofía Aplicada. Es obvio que lo que se aplica deba haber sido primero definido por la Teoría.

La Filosofía es la actividad que pregunta sobre los asuntos mas generales del Universo partiendo de los contenidos informativos de la orientación específica del que pregunta y como resultado obtiene respuestas que definen una concepción del universo, una Teoría de las Teorías. Cada filósofo pues, ofrece una sumatoria de respuestas, pero lo más importante es lo que pregunta.

El perfil psicológico de un filósofo es la de un preguntón que no se contenta con las preguntas concretas del diario decursar, sino que busca rincones insospechados y usa el bisturí inquisitivo para destapar respuestas, para descubrir organizaciones nuevas del aval informativo.

Sus preguntas son claras, concatenadas y apuntan certeramente a las respuestas posibles, usted posee, pues, las condiciones de preguntón requeridas para un filósofo, pero aquí paso a las objeciones.

Las filosofías son Teorías que se transforman socialmente en creencias organizadas, se materializan en libros, bibliotecas, instituciones educacionales, gremios de profesores, y se crean alrededor de ellas tanto un volumen informativo de críticas y comentarios, como un círculo activo de personas que crean un lenguaje específico.

En los tiempos de Platón, Arquímedes, Sócrates y demás, el acervo de información era pequeño y cada filósofo dominaba gran parte o casi todo el acervo que se disponía. Eso les permitía hacer preguntas que envolvían a todo el conjunto informativo, al Universo U de información.

Con el decursar del tiempo la socialización y materialización de la filosofía, y la ampliación incesante de la información técnica y científica fue produciendo un cisma entre la información que manejaba el filósofo y la información técnico-científica. ¿Cómo un preguntón de generalidades puede perder un mundo creciente de información?

Hubo filósofos que trataron de mantenerse informados y hubo cofradías que prefirieron crear un lenguaje propio, una asignatura que enseñar.

Esa dicotomía social es hoy casi insalvable y muchos científicos, sobre todo entre los físicos modernos, han tratado de llenar ese vacío, pero con el lastre pernicioso de la formación científica, pues es como si se le pidiera a alguien correr tras una quimera con zapatos de plomo.

Usted tiene hoy en día dos opciones: o aprende la terminología filosófica clasificatoria de los claustros para enseñar o disertar sobre los sistemas filosóficos o usted trata de rellenarse con toda la información posible, entre ellas la mas descollante, la científica-técnica, en aras de realizar las preguntas más generales posibles.

La calidad, profundidad, amplitud de las respuestas que usted obtenga estarán directamente relacionadas con el Universo U de información que usted maneje.

Por ejemplo, si usted pone la Biblia como el centro determinante de su información, todas sus preguntas sólo van a dar las respuestas que aparezcan en ese libro.

Como ve, hay muchas pautas distintas para diferentes clases de filósofos.

Mi consejo número uno: eleve su curiosidad al infinito y llénese hasta el tope de información. Trate de hacerla coherente y organice muy bien sus preguntas.

La última pregunta suya, como las anteriores, señala a una parcela interesantísima del universo informativo.

¿Pueden las mujeres ser filósofas?

Sí, alguna puede serlo.

¿Es una actividad femenina?

No, no lo es. (Datos históricos.)

¿Por qué?

Porque los cerebros de la mujer y del hombre son distintos. (Información anatómica.)

Porque durante siglos no se han dedicado a ello. (Actividades antes consideradas propias de hombres actualmente son practicadas por mujeres a despecho de las diferencias anatómicas.)

Ahora bien, ¿todo hombre que se considera filósofo es realmente tal?

No.

¿Por qué?

Porque ser filósofo no es un título académico, no es dominar una jerga. Porque ser filósofo es una disposición mental inquisitiva y una manipulación de la información específica como la de armar un rompecabezas.

¿Puede usted ser filósofa?

Tengo una fe casi infinita en las potencialidades del ser humano.

¿Tiene usted por ser mujer un impedimento adicional?

Sí lo tiene.

La cacareada igualdad entre el hombre y la mujer es una consigna política y su validez queda restringida al campo político. El camino de la célula, que se reproduce por división, al mamífero ser humano es larguísimo, y conlleva a diferencias tremendas en el campo biológico, diferencias que existen también en el cerebro.

Aquí no hay política ni sexismo ni discriminación, sino que estamos hablando de la información científica que hay sobre el tema. No es que uno sea superior al otro: ¡es que son distintos!

Ahora bien, el cerebro es un instrumento sumamente flexible, dócil, que puede entrenarse, capaz de suplir deficiencias y si se dedica con esfuerzo a reunir información, a acotejarlas de distinta manera, a imaginar y a imaginar, puede obtener lo que se propone, pues pienso que el ejercicio mental es capaz de crear fortaleza.

Y no se fanatice ni siquiera sobre lo que usted misma ha creído descubrir.

Para finalizar, no hay que empezar de cero. Descubra las filosofías que le son más afines y camine a partir de ellas.

Muchas gracias por sus preguntas tan esclarecedoras.

Arnoldo

P.D. Por cierto, mi Filosofía Concreta ofrece un empleo de asistente a tiempo parcial, sin remuneración alguna, salvo la satisfacción del deber cumplido. ¿Le interesa?


Copyright © Arnoldo Águila
Para escribirnos vaya AQUÍ
www.arnoldoaguila.com

Documentos relacionados:
Mis antecesores Hume, Kant y Marx
La evolución del hombre
Creencias, sociedad y desarrollo
Visión exterior de la evolución de la humanidad
Filosofía Científica
El cientifiquismo
Preguntas de lectores y respuestas