ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Libros | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |

BÚSQUEDA


LA CRUZ DE CELIA EN EL CIELO
        

Copyright © Arnoldo Águila


    

    El jueves 17 de Julio del 2003 falleció a las 4.55 PM en su hogar, Fort Lee, New Jersey, Celia Cruz, nacida en el barrio de Santos Suárez de La Habana, Cuba, el 21 de Octubre de 1925.

    Desde niña cantó bien, pero su objetivo al principio fue usar el canto para pagarse sus estudios de magisterio, por lo que trabajó en la radio cubana en diversas emisoras. Cantó también en el cabaret más famoso de Cuba, el Tropicana.

    En 1947 abandonó su intención de hacerse maestra para estudiar vocalización y teoría en el Conservatorio de Música y en agosto de 1950, a los veinticinco años de edad, tuvo su primera gran oportunidad al entrar como solista en la famosa orquesta cubana "La Sonora Matancera".

    En julio de 1960 junto con "La Sonora Matancera" abandonó Cuba bajo el pretexto de una gira en México, aproximadamente al año y medio de iniciada la Revolución comunista de Fidel Castro.

    Como es sabido, el comunismo es un sistema totalitario que se hace dueño de todas las actividades, incluso de las artísticas, y también de todas las personas, incluso los artistas, por lo que Fidel luego le prohibió a Celia visitar a su madre enferma o incluso asistir a su sepelio. Y ni después de muerta le reconoció su valía, pues el Granma, el periódico central oficial del régimen, resumió en sólo dos párrafos la muerte de la que en vida fuera “Reina de la Salsa”, no sólo en USA, sino en el mundo entero.

    En el primero, el órgano gubernamental reconoció que Cruz fue una "importante intérprete cubana, que popularizó la música de nuestro país en Estados Unidos". Y en el segundo, señaló que "durante las últimas cuatro décadas se mantuvo sistemáticamente activa en las campañas contra la Revolución Cubana generadas desde Estados Unidos, por lo que fue utilizada como ícono por el enclave contrarrevolucionario del Sur de la Florida".

    Esa fue la Cruz de Celia: ser más cubana que las palmas, que la montaña del Turquino, que el Valle de Viñales, y sin embargo, no poder visitar su patria porque se lo impedía un tirano que se cree, actúa y es, el dueño de un país, de Cuba, bajo el disfraz de un falso paraíso de médicos sin medicinas ni utensilios, de escuelas de adoctrinamiento político sin lápices, libros y con escuelas que se caen a pedazos, que gradúan técnicos y especialistas que no se pueden ganar la vida en su especialidad; un paraíso con trabajo para todos, donde los trabajadores simulan trabajar y el Estado simula que les paga.

    En 1961 pasó a los Estados Unidos de América y en 1962 obtuvo un contrato para actuar en el Hollywood Palladium de Nueva York. Allí se enamoró de uno de los trompetistas de la orquesta, Pedro Knight, con quien se casó el mismo año, y quien fue su compañero inseparable hasta la muerte de la extraordinaria diva.

    Al lado del gran timbalero Tito Puente, Celia se lanzó como solista en 1966 realizando varias producciones exitosas. Luego se uniría al maestro Johnny Pacheco.

    En 1973, en el Carnegie Hall, los jóvenes latinos de Nueva York descubrieron a esta intérprete de voz maravillosa y vestuario exuberante y al siguiente año ya disfrutaba de gran éxito y pasó a formar parte de las Estrellas de Fania. Después trabajó de nuevo con Pacheco, luego con Willie Colón y la Sonora Ponceña, una de las mejores orquestas de Puerto Rico.

    A la Reina de la Salsa, a la Guarachera del Mundo, la han nominado 15 veces al Grammy en el renglón de mejor álbum de música latina, de los cuales ganó uno en 1989, junto a Ray Barreto, con el disco "Ritmo en el Corazón". Su segundo Grammy lo obtuvo recientemente en la primera entrega de estos premios a nivel latino, con el disco "Mi vida es Cantar".

    Recibió más de 100 premios, incluyendo doctorados honorarios, una estrella en Hollywood Boulevard y un reconocimiento entregado por el Presidente Clinton, la medalla del "National Endowment for the Arts”.

    Durante su larga trayectoria, Celia Cruz ha grabado 76 álbumes, en compañía de los salseros más reconocidos a nivel mundial. Incursionó en el cine estadounidense, participando en la película, "The mambo kings", en el personaje de Evalina Montoya, al lado de Antonio Banderas y Armand Assante. Luego con Angélica Houston, en "La Familia Pérez". También participó en dos producciones. La primera fue "Valentina", al lado de Verónica Castro y Blanca Guerra; luego trabajó en "El Alma no Tiene Color", junto a Laura Flores y Arturo Penich.

    Recorrió con su música todos los rincones del mundo, pero acompañaba sus virtudes musicales con otras virtudes superiores que le dieron un brillo no común entre los artistas.
    
    Fue siempre franca y humilde, y jamás se envaneció con la fama y el triunfo obtenido tras la lucha perenne que la había sacado de la vida pobre y modesta de sus inicios, que la hizo triunfar de nuevo lejos de su terruño.

    Como cubana de ley nunca olvidó su patria ni sus raíces, y cuando en la Crisis de los Balseros fue a la base naval de Guantánamo para cantarle a los allá detenidos, pidió que la llevaran a la cerca que dividía el territorio de Cuba del de la Base y ya allí, pasó la mano bajo la cerca, tomó tierra del lado cubano y la echó en un vaso para traerla consigo de regreso a los Estados Unidos.

    Como ser excepcional que fue, ayudó a muchos jóvenes artistas desconocidos en su momento, como Marc Anthony, la India, etc., y ayudaba año tras año en actividades benéficas como las de la "Liga contra el Cáncer".

    El amor que prodigó en su vida le fue devuelto con creces en el despido apoteósico que se le hizo en Miami y en New York a la Reina de la Salsa, ceremonias que entraron a la historia por su excepcionalidad.         

    La Cruz que llevó Celia hacia el Cielo es la cruz que cargamos todos los cubanos exiliados: vivir fuera de la patria sin quererlo; no tener el derecho de regresar libremente, sin pedir permiso; y ver sin libertad y sin esperanzas a nuestro pueblo.

24 de Julio del 2003

        


Ir a la Sección Cuba

Ir a la Sección Comentarios


Documentos relacionados:
Resumen biográfico radiográfico de Fidel Castro
¡Cuidado, che!(Advertencia a los argentinos de un cubanito)
«La Patria es de Todos.» Documento histórico cuya confección le costó años de cárcel a sus firmantes.