ARNOLDO ÁGUILA
Portada | Escribirnos | Selectos | Novedades | Biografía | Libros | Filosofía | Correo | Cuba | Comentarios | Foros | Amigos | Estadística | Esperanto |

BUSCAR


Fuente:
CENTRO PARA LA APERTURA Y EL DESARROLLO DE AMERICA LATINA

http://www.cadal.org


PIDEN QUE DISIDENTES CUBANOS SEAN INVITADOS A EMBAJADA EN CUBA
INFOBAE (Buenos Aires)

Intelectuales entregaron una carta a Bielsa

"Los países de Europa invitan a las recepciones oficiales a toda la sociedad cubana. Nosotros queremos que la Argentina haga lo mismo. Así la impunidad para reprimir, por parte del régimen de Castro, será menor, al tiempo que le dará más visibilidad a hombres y mujeres que luchan por libertades cívicas y democráticas", dijo en Radio 10 el investigador Fernando Ruiz Parra

"Es un intento por llamar la atención del Gobierno para que empiece a tomar en cuenta que el apoyo de la Argentina puede ser útil para que en Cuba haya una transición pacífica y democ! rática y termine la dictadura. Más allá de las declaraciones o exclamaciones para demostrar que no es 'chirolita' de nadie, como lo que quiere hacer Kirchner, podría apoyar a personas, a hombres y mujeres que están en Cuba ofreciendo su vida y libertad para que haya democracia, como tenemos nosotros hace 20 años", manifestó en Radio 10 el profesor e investigador de la Universidad Austral, Fernando Ruiz Parra.

Confirmó que se entregó una carta en apoyo al Movimiento Cívico Cubano en la que se pide que los disidentes al régimen de Fidel castro sean invitados a la Embajada de la Argentina en Cuba. "Los países de Europa invitan a las recepciones oficiales, cuando algún funcionario de ese país va a Cuba o en fechas patrias, a toda la sociedad cubana. Lo que se pide es que se invite a toda la sociedad cubana, porque en general sólo se invita a la gente del Gobierno", señaló.

"Nosotros queremos que la Argentina haga lo mismo que hace Europa, que invite a los disidentes, porque también son parte de Cuba, al tiempo que les dará más seguridad, más visibilidad, lo cual hará que sea más difícil meterlos presos por parte de Castro. Así el mundo los podrá conocer y la impunidad para reprimir del régimen será menor", aseguró el experto.

Para Ruiz Parra, "el pueblo argentino tiene que darse cuenta, porque en las encuestas la mayoría cree que en Cuba no hay una dictadura y piden que el Gobierno no condene a la isla sino que apoye a Fidel". Sostuvo: "Por eso es importante, para cambiar la opinión del pueblo argentino, que se tome conciencia de que hay sectores disidentes, que son luchadores pacíficos, que buscan libertades civiles y democráticas".

"Kirchner debería ir a Cuba y, a la vez, votar en contra de la dictadura. Tiene que ir y reunirse con Fidel Castro y también con los disidentes. Es rídiculo que no viaje, pero sí me parece claro condenar, que en realidad no es ninguna condena sino que se vota la posibilidad de que un funcionario de Naciones Unidas prepare un informe sobre el estado de la isla", completó.
Pedido
El anticipo oficial que hizo trascender el Gobierno semanas atrás acerca de la posición de "abstención" que adoptaría en el voto condenatorio de las violaciones a los derechos humanos en Cuba motivó una nueva polémica acerca de la ambivalente posición de la Argentina frente a la cuestión de esos derechos fundamentales.

La posición, anunciada inmediatamente después del entredicho diplomático del Gobierno con el funcionario norteamericano Roger Noriega, reavivó distintos pedidos de revisión de la posición argentina frente a las arbitrariedades del régimen de Fidel Castro, agravadas tras los fusilamientos y arrestos de disidentes de abril del año pasado.

A ellas se sumó ayer la presentación de una "Carta de Apoyo el Movimiento Cívico Cubano" a la Cancillería argentina. La misiva, dirigida al propio Rafael Bielsa, está suscripta por un grupo de reconocidos intelectuales y escritores, de la talla de Marcos Aguinis, Juan José Sebreli, María Sáenz Quesada, Sylvina Walger y Fernando Ruiz.

Junto con ella, una presentación del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) que apunta en el mismo sentido insistió en pedirle al canciller una definición sobre las sentencias de la Justicia de Cuba en los procesos sumarísimos contra opositores pacíficos.

Según explicó a Infobae el director de esa organización, Gabriel Salvia, "no hay una evidencia más contundente de las violaciones a los derechos humanos y del imperio de un régimen dictatorial" que la que se puede verificar en los arbitrarios fallos contra disidentes, en donde, por ejemplo, en algunos casos son acusados de opinar en contra del gobierno (muchos de los actualmente detenidos y condenados a varios años de prisión son periodistas independientes), o simplemente "de portar un ejemplar de la Declaración Universal de los Derechos Humanos" de la ONU, explicó.

Casualmente, el estudio de todos los casos de países en los que no se respetan los derechos económicos, sociales y culturales contenidos en dicha declaración será uno de los capítulos de la 60º sesión de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que tendrá lugar desde el 15 de marzo al 23 de abril en Ginebra, Suiza. En ella, se trata el tema de Cuba en varios capítulos, y este año tendrá especial importancia en lo referido a las detenciones arbitrarias.

Disconformidad con el embajador

El pedido de CADAL al Ministerio de Relaciones Exteriores apuntó, además, a solicitar la remoción del embajador argentino en la isla, Raúl Taleb, designado hace pocos meses por el gobierno de Néstor Kirchner.

Según denunciaron, el ex diputado entrerriano no es competente para ocupar ese lugar, y "sería recomendable para el prestigio exterior designar a un funcionario de carrera que esté a la altura de la difícil tarea diplomática que implica representar a la Argentina en Cuba".

El cuestionamiento a Taleb se originó principalmente en las declaraciones periodísticas del fin de semana pasado, en las que "formuló juicios inapropiados". El embajador había dicho, entre otras cosas, que "en Cuba no se violan los derechos humanos más que en otros países", justificando la posición de "no condena" al régimen que adoptará la Argentina. En ese contexto, aseguró que "la falta de libertades y de democracia tienen el respaldo de un gran sector de la población".




Regresar a la sección "Cuba"